Aug 242013
 

Dissenyada per Antoni Gaudí. Construcció molt elaborada formada per un frontal corvat en forma de semicercle, fet de pedra vista amb un gran banc de pedra encastat. A la part superior del frontal hi ha un pilar amb una escultura.
Del mig del frontal en surt un tub molt llarg tot ell adornat amb diverses peces de ferro forjat. El tub acaba amb la figura del cap d’un drag, d’on brolla un gran cabdal d’aigua, de les més abundants de Collserola.
La pica també és molt gran i té una forma original.
Està situada als jardins del Palau de Pedralbes de Barcelona.
(Fotos del 29.6.2008)

Alçada en metres: 70
Recorregut a les excursions de grup: E12
Recorregut a l’excursió de recerca: R1

Home » F189-Font d'Hèrcules » 189-Font d'Hèrcules
Imatge del tub on es mostra la figura del drac.
Imatge del tub on es mostra la figura del drac.
Imatge del tub i la pica.
Imatge del tub i la pica.
Vista general de la font.
Vista general de la font.

Història de la seva trobada. La Vanguàrdia del 2/12/2016:

¿Es esta fuente la obra más desconocida de Gaudí?

El conjunto escultórico permaneció oculto durante años en los jardines del Palacio de Pedralbes

El templo Expiatorio de la Sagrada Familia, la Casa Batlló, el Parque Güell, la Casa Milà… La obra de Antoni Gaudí es mundialmente conocida. Su legado se mantiene más vivo que nunca y un siglo después el catalán es capaz de atraer a millones de personas que se agolpan a las puertas de estos –y otros edificios- para deleitarse con su talentoso estilo modernista. El legado de Gaudí es amplio, con grandes obras que le encumbraron y otras más desconocidas que sorprenden a quienes las descubren por primera vez. ¿Es este el caso de la fuente de Hércules del Palau Reial de Pedralbes?

Se trata, seguramente, de una de las obras más secretas de Antoni Gaudí. Tanto, que durante muchos años fue ignorada, permaneciendo oculta tras la vegetación del lugar para aquellos que trabajaron durante buena parte del siglo XX en el mantenimiento del palacio. Hasta 1984: desde entonces, la fuente de Hércules, o de Gaudí, puede visitarse, restaurada y funcionando, en los jardines de este rincón emblemático de la ciudad.

La historia de este trabajo ‘olvidado’ de Gaudí se remonta a 1884, cuando el artista recibió el encargo del político Eusebi Güell, su mecenas, para diseñar los jardines de la finca de 30.000 metros cuadrados que había adquirido pocos meses antes en la zona Diagonal. Para reformar los exteriores de la antigua masia de Can Feliu, Gaudí optó por la mitología, recreando la leyenda del jardín de las Hespérides.

Esta cuenta la historia de Heracles (o Hércules), quién fue capaz de robar unas manzanas doradas del huerto de la diosa Hera que, según las creencias, garantizaban la inmortalidad. Este lugar idílico y mágico estaba custodiado por un dragón, Ladón, que tras caer derrotado por el dios Atlas comenzó a derramar lágrimas de sangre. De cada lágrima, por cierto, nació un dragón. De ahí que Hércules y este animal sean los dos protagonistas de esta fuente realizada en la etapa más orientalista del escultor, y que está marcada por las influencias artísticas de regiones como Persia o Japón.

El responsable, en buena parte, de la recuperación de esta obra es el arquitecto Ignasi Serra, quien descubrió durante un proyecto de limpieza en los exteriores del palacio esta fuente oculta entre la vegetación. La fuente contaba con un banco curvado y una pica de piedra con el escudo de Catalunya, una columna central con un pedestal –vacío- y un surtidor con la morfología de un dragón de hierro forjado.

Todos los elementos de la fuente encontrados son originales, excepto el busto de Hércules. Existen fotografías antiguas que muestran un gran busto del dios sobre el pedestal, figura que no se halló durante el descubrimiento de Ignasi Serra. De esta manera, la imagen de Hércules es la más reciente de un conjunto escultórico sobrio que se integra con la naturaleza de los jardines del Palacio de Pedralbes y que desde 1984 vuelve a emanar agua tras muchos años de silencio.

Sorry, the comment form is closed at this time.